0
CÓMO CARGAR CORRECTAMENTE LA BATERÍA DEL MOVIL

CÓMO CARGAR CORRECTAMENTE LA BATERÍA DEL MOVIL

Hoy os vamos a hablar sobre las claves para lograr optimizar el rendimiento y la vida útil de las baterías. A día de hoy seguro que más de uno seguimos escuchando frases como: “No lo voy a poner a cargar todavía, tengo mucha batería…” o “¡No lo cargues toda la noche que es malo!”, son algunas de las frases que todavía se escuchan respecto a la carga de los móviles.

 

Pero en todas estas frases ¿Qué hay de cierto y qué hay de mito? El conocido y temido efecto memoria que afectaba a las baterías de los primeros móviles pesa todavía en nuestras memorias, pero ya no tiene efecto en los móviles modernos. Aquel efecto nos obligaba a completar los ciclos de carga, es decir, asegurarnos de que la batería estaba completamente descargada antes de volverla a cargar; pero esto ya no es necesario. De hecho, ahora no es recomendable.

 

¿Cómo se puede optimizar la vida de la batería?

 

No dejar que se descargue por completo

Si con el efecto memoria era necesario descargar por completo la batería para volver a cargarla, con las nuevas baterías de iones de litio lo idóneo es mantener siempre un nivel de carga. Los fabricantes de baterías coreanos recomiendan no dejar que la batería baje del 20%. Esta recomendación la tiene muy interiorizada la compañía Samsung, la cual siempre lo recuerda desde su soporte técnico.

 

Por otro lado, Apple simplifica el proceso de carga despreocupando al usuario pues le recomienda que la cargue cuando quiera. La justificación de este tranquilizador mensaje se basa en la propia naturaleza de las baterías de iones de litio, que funcionan por ciclos de carga. La vida útil de estas baterías depende de estos ciclos, y estos no se completan por cargas completas, sino por descargas acumuladas. Es decir, que un ciclo completo se puede producir en varios días, por lo que no necesitamos esperar a que acabe de descargar por completo la batería.

 

 

Cargar toda la noche

Actualmente, los móviles cuentan con sistemas de seguridad que impiden que haya sobrecargas y recalentamientos producidos por un exceso de carga de la batería, por lo cual el riesgo de degradación en la vida de la batería es mínimo. En cualquier caso, dado que la vida útil de un móvil en la mayoría de los casos a duras penas superará los dos o tres años, es más probable que uno se haya deshecho de su viejo teléfono antes de que la vida útil de la batería haya llegado a su fin. Gracias a estos sistemas de seguridad, no hay problema en dejar el móvil cargando toda la noche puesto que los smartphones modernos detienen el proceso de carga en cuanto la batería se ha cargado por completo. Aun poniéndonos en el caso de que el sistema fallara (Caso improbable), el deterioro seria insignificante en lo que respecta a la vida útil de la batería.

 

La última versión del sistema operativo

Es la primera recomendación que hace Apple a los usuarios del iPhone para optimizar el rendimiento de sus baterías. Hay que tener instalada la última versión del sistema operativo. Esto se hace por mantener actualizadas las tecnologías avanzadas de ahorro de energía que incluye el sistema. Es evidente que los desarrolladores se esfuerzan por afinar el rendimiento de los sistemas operativos optimizando su funcionabilidad evitando el gasto innecesario de energía.

 

 

Utilizar el cargador oficial

Se trata de uno de los avisos más sonados en los fabricantes de móviles. La importancia de utilizar cargadores oficiales, y en concreto, preferiblemente el que viene en la caja del móvil. Puesto que se trata de utilizar la fuente específicamente diseñada para alimentar de forma óptima esa batería en concreto, aunque también es por cuestiones de seguridad.

Apple alertó el año pasado de la existencia de cargadores no oficiales que pueden provocar algunos incidentes de gravedad en varios iPhones.

 

Mucho cuidado con el calor

Las temperaturas extremas son las principales causantes de un deterioro prematuro de las baterías de iones de litio. Exactamente por este motivo los fabricantes advierten a los usuarios sobre los peligros de dejar el móvil en la guantera del coche en verano, o bien no cubrir el terminal en la playa o dejarlo bajo los rayos directos del sol. La temperatura ideal para los teléfonos móviles se encuentra entre los 15 y 23 grados, pero en ningún caso deberíamos dejar que el terminal supere los 35 grados ya que el calor podría dañar permanentemente la batería; el móvil no podría refrigerarse bien y podría sobrecalentarse, lo que llevaría al deterioro de los chips internos e incluso a freírlos directamente.

 

En este punto hay que tener en cuenta que las fundas vendidas por el propio fabricante están diseñadas para dejar libres las vías de disipación del calor, pero esto no sucede con otras de bajo coste puesto que las fundas universales (Aunque sean para un modelo de smartphones) solo tienen en cuenta el tamaño, la forma y la localización de la cámara y los infrarrojos del teléfono. Esto hace que se cubran zonas críticas del terminal y así se pueden elevar peligrosamente las temperaturas internas mientras el móvil se carga. El consejo es quitar la funda al móvil durante la carga si no ha sido fabricada por una marca homologada o si tenemos dudas de ellas.

 

 

Si pese a todos estos consejos notamos que el rendimiento de la batería es muy inferior al obtenido en el momento de la compra, es probable que esta se haya deteriorado prematuramente o más probablemente, que en el sistema haya alguna aplicación en ejecución que haga de fuga de la batería y chupe más energía de lo normal (Como el famoso caso de Pokémon GO, juego que es capaz de agotar una batería en menos de dos horas). Para lo segundo, lo más recomendable es hacer borrón y cuenta nueva: restaurar por completo el móvil y comenzar a instalar y configurar todo desde cero. Así evitamos que se hayan quedado aplicaciones en segundo plano residuales que estén aumentando el consumo energético sin que lo sepamos.

 

¿Haces todo lo necesario para que tu batería tenga una buena vida útil?

 

Leave a Reply