0
Cómo funcionan los protectores de pantalla

Cómo funcionan los protectores de pantalla

Los smartphones cada vez cuentan con una pantalla más grande, lo que provoca que estén expuestos a un mayor riesgo de que se rayen en los bolsillos o de que se resquebrajen si caen al suelo (seguro que lo hacen por el lado de la pantalla, maldita ley de Murphy). Si os acabáis de comprar un móvil o teméis por vuestro amado smartphone es recomendable que sepáis que, además demás de la funda normal de todo dispositivo, es muy útil dotar a nuestro terminal con un protector de pantalla. Más vale prevenir, que intentar arreglarlo o cambiar el cristal entero.

tempered-glass-pro-iphone-6-ochranne-sklo-na-displej-cirePor eso estos protectores han venido a salvar la vida de muchos torpes y no tan torpes. Su función puede alargar la vida útil de nuestros teléfonos. Los protectores de pantalla son unas láminas de diferente material que se colocan sobre la pantalla de nuestros móviles. Los hay de plástico o de cristal templado. Evidentemente son transparentes y su función es proteger sin que se note que están ahí. Es decir, un buen producto será aquel que nos permita navegar por nuestro móvil sin perder funcionalidad ni visión de lo que ocurre en la pantalla.

A la hora de colocarlos hay que tener cuidado. Si habéis elegido uno de plástico (será más barato) hay que tener el pulso bien templado, ya que si os equivocáis tendréis que demostrar maña para retirarlo sin que pierda adherencia y sin que queden las marcas del pegamento en los rincones de la pantalla. También habrá que cuidar mucho la colocación para evitar que aparezcan unas molestas y temidas burbujitas de aire que, además de afearlos estéticamente, después serán un incordio a la hora de usar el móvil. Por su parte los de cristal son más fáciles de poner, puesto que si se falla en la primera ocasión, se pueden recolocar todas las veces que se necesite. Se pueden levantar por completo y ajustarlos de nuevo sin que ningún efecto colateral deje rastro sobre el terminal.

Los protectores de cristal templado salen un poco más caros, pero su tacto y funcionalidad suele dar mejor resultado que el de plástico. Son más fáciles de adaptar a la pantalla de móvil, suelen llevar un sistema antirreflejos, las huellas dactilares se marcan menos, (muchos vienen con un sistema anti-huellas incorporado de serie) y permiten navegar sin complicación y con mayor deslizamiento. En teoría son también más resistentes a los arañazos, roces y caídas inesperadas,debido a que el grado de protección es mayor.

A la hora de mantenerlos limpios, los protectores de cristal templado también salen ganando. Son más sencillos de higienizar. Con un trapito o con la gamuza de unas gafas junto a algo de arte para la limpieza será suficiente. Por su parte con los de plástico hay que andar con más cuidado.

Una ventaja de los protectores de plástico frente a los de vidrio es el grosor. Los primeros tienen una media de 0,1 milímetros por lo que apenas se notan en la mano cuando se coge el smartphone. Los de cristal templado son algo más gruesos por lo que al principio hasta que uno se acostumbra puede costar tiempo.

Una vez leído todo lo que os hemos contado en esta entrada, quizá ya os hayáis decidido sobre qué tipo de protector de pantalla es el más adecuado para vuestro smartphone. Por regla general los de cristal templado dan mejor resultado, pero su precio también es mayor. Además, debéis de tener en cuenta la calidad de vuestro dispositivo, ya que muchos modelos vienen ya con una pantalla protegida.

¿Qué experiencias tenéis con los protectores de móviles? Nos encantaría que las compartierais con nosotros. Cualquier consejo e idea nos ayuda a todos a mejorar.

Leave a Reply