0
La ciudad inteligente del futuro

La ciudad inteligente del futuro

¿Cuántas veces nos hemos preguntado como será la vida en el futuro? ¿Se desplazarán los coches solos? ¿Cómo serán nuestras casas?

 

Cada vez es más habitual abandonar las zonas rurales en busca de nuevas oportunidades en la ciudad. En España, solo el 20% de la población vive en zonas rurales. En un futuro cada vez más cercano, toda la población se concentrará en ciudades. Se prevé que ocurra en el 2050. De hecho, actualmente existen 450 ciudades con más de un millón de habitantes en el mundo. Esto hace que se generen problemas de gran impacto social, económico y ambiental.

Por ello, es necesario renovar las ciudades, convertirlas en “inteligentes” (smart cities, en inglés) y sostenibles. Las smart cities hacen referencia a la automatización y digitalización a gran escala de servicios y procesos que se realizan cotidianamente. Tienen como resultado mejorar la calidad de vida de las personas. El grupo de investigación de Ciudades Inteligentes del MIT Media Lab, ha llegado a la conclusión de los principales problemas de las ciudades del siglo XXI. Estos serán la baja eficiencia energética, el tráfico, el uso que se lleva a cabo del suelo urbano y las emisiones de dióxido de carbono. En el Campus Norte de la Universidad de Michigan, se está construyendo el primer proyecto de ciudad inteligente, llamada M City.

 

 

Los coches del futuro

 

Para solucionar estos problemas, tienen en mente el proyecto Mobility on Demand (Movilidad a la Carta). Permitirá a los futuros usuarios trasladarse por la ciudad “libremente” a través de una red de vehículos eléctricos y ligeros. Serán los CityCars. Estos se podrán usar recogiéndolos en las estaciones de carga y circularán en la ciudad a una velocidad máxima de 50 km/h. De esta forma, se evitará también el problema del aparcamiento.

Actualmente se estudia también en los vehículos sin conductor. Estos podrán recoger y dejar pasajeros. Los coches se comunicarán entre sí, datos como la ubicación, velocidad y dirección, de forma segura y anónima a través de dispositivos inalámbricos. De esta manera, se evitarán accidentes u otros problemas en la carretera como tráfico o curvas peligrosas.  El envío de mercancías se realizará también de una manera totalmente automatizada.

 

 

Viviendas y ciudades del futuro

 

Es en el MIT también, donde están desarrollando la CityHome. Una vivienda que se puede personalizar, con módulos transformables que se convierten en salón, dormitorio, oficina o gimnasio. Todo según las necesidades de cada momento y persona. Además, los edificios que MIT Media Lab estudia para el futuro incorporarían granjas urbanas para autoabastecerse de frutas y verduras, etc.

Juan Antonio Zufiria, presidente ejecutivo de la compañía en España de la empresa IBM destaca los sistemas de gestión de tráfico inteligente que están implantando en Estocolmo, reduciendo en un 20% los atascos. O el caso de Singapur, donde se ha conseguido que “los autobuses tengan tanta precisión como los trenes”.

 

 

Seguridad en las ciudades del futuro

 

En cuanto a la seguridad urbana, Zufiria mencionó el caso de Richmond, que hace cinco años era la quinta ciudad más peligrosa de EEUU, y en los dos últimos años ha pasado a ocupar el puesto 99 en la lista debido a la monitorización. En el futuro, las personas esperan que la policía consiga identificar a los sospechosos al momento a través de las imágenes, saber el trayecto de un vehículo recién robado gracias al reconocimiento de patentes en tiempo real o que se pueda predecir el horario y las áreas donde hay más probabilidad de que se ocurra un crimen entre otros. Esto hará que la cámara se convierta en el futuro en un dispositivo de captura de datos. Estos se cruzarán con otros datos en un sistema inteligente que nos permita tener mucha información en tiempo real. Todo irá orientado a la automatización e inteligencia con dispositivos interconectados y vídeos de alta calidad.

 

 

La tecnología avanza cada vez más rápido. ¿Faltará mucho para ver estos adelantos?

Leave a Reply